‘Los amores cobardes’: Sentimientos encontrados

El juego y la dualidad del amor y la amistad es uno de los puntos más interesantes y profundos del filme, dos sentimientos que se entrelazan entre los dos personajes principales hasta hacerlos indiferenciables. | Por Ferran Calvet

Por Ferran Calvet

A las puertas de un fin de semana importante para el cine independiente español con el estreno de dos óperas primas después de agotar su recorrido por festivales, ‘Los amores cobardes’ de Carmen Blanco, igual que la ya reseñada esta semana por este mismo medio, ‘Marisa en los bosques’ de Antonio Morales, apuntan hacia una nueva generación de cineastas que dejan entrever su talento a través del ‘trámite’ del primer largometraje.

Si bien la cinta de Morales nos desplegaba un drama encorazado con unos toques –necesarios- de humor y absurdo, el film de Blanco, pese a también tratar las relaciones sociales post-adolescentes, adquiere un tono más melodramático y contemplativo. La agradable casualidad de encontrar estas dos cintas con directores tan jóvenes tratando una temática más bien relacionada hace aún más significativo este viernes de estrenos con sabor a cine español.

Dejando atrás las comparaciones y entrando en el análisis del visionado de ‘Los amores cobardes’, largometraje que pasó por la Sección Oficial Zona Zine del Festival de Málaga en su última edición el pasado abril, nos encontramos ante un film al que se le reconoce su pequeña escala, más después de conocer que en la producción se encuentra Abismo Films, productora de la que además la misma autora del film forma parte, junto con Jacobo Herrero –director de fotografía-, y Javier Gómez –montaje-. Tampoco se escapa la presencia de la pequeña distribuidora Con Un Pack.

Aunque no sea habitual profundizar en los aspectos anteriores en una reseña, se consideran importantes para ser conscientes de que estamos delante de una cinta de una producción más bien artesanal, aspecto que debería de condicionar al espectador en el momento de ponerse delante de la pantalla –aunque reconozco que muchos compañeros cinéfilos podrían no estar de acuerdo con esta premisa-. Y este aspecto artesanal y minimalista está presente de principio a fin del film, pudiéndolo percibir tanto en la dirección como en los espacios, incluso en las interpretaciones de un reparto encabezado por Blanca Parés (Eva) e Ignacio Montes (Rubén).

El juego y la dualidad del amor y la amistad es uno de los puntos más interesantes y profundos del filme, dos sentimientos que se entrelazan entre los dos personajes principales hasta hacerlos indiferenciables. Quizás el punto negativo de esta relación sea, des de una visión personal, la poca química entre los dos protagonistas, salvada por la complejidad de la relación.

Otro de los aspectos más satisfactorios es el encaje de los personajes secundarios, personas importantes del entorno de Eva, como su madre –interpretada por la experimentada actriz Tusti de las Heras- y su mejor amiga Gema (Anna Coll), igual que la figura de Nico (David Mora). Las dos primeras, consiguen reivindicarse en el film como pilares que guían a la protagonista en esta dualidad anteriormente comentada, y en general en un estilo de vida ahogado por las presiones y el trabajo. El mismo efecto provoca Nico, aunque de una forma totalmente contraria a sus propios intereses. El sexto en discordia parece ser Hugo (Agustín Otón), que adquiere un papel muy secundario y anecdótico.

Aun así, el principal inconveniente de este trabajo es la imposibilidad de transmitir los momentos más melodramáticos a la sensibilidad del espectador –por lo menos a la de quien escribe estas líneas-. Escenas como la final, dramática por obligación dada la dirección que toma la trama, no transmiten ningún tipo de sentimiento de empatía, ni siquiera con el acústico de McEnroe de fondo. Pero este problema no solo se encuentra en dicho momento, sino que parece recurrente a lo largo del film.

‘Los amores cobardes’ viene a ser, pues, el notable primer largometraje de Carmen Blanco, que consigue a través de la delicadeza y el minimalismo salvar los inconvenientes y desventajas de crear un producto artesanal y de poco presupuesto. Es por esto que se postula como una de las propuestas más interesantes de cine español del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *